Escaparate del Proyecto Gran Amazonia Exposición de invernadero de la selva sudamericana, enfocada a la etnografía de la población indígena de la cuenca del Río Caura 

El Jardín Zoológico y Botánico de la ciudad de Pilsen ha sido concebido con una orientación biogeográfica. Sus exposiciones pretenden familiarizar al visitante con diferentes regiones biogeográficas desde el punto de vista zoológico y botánico, con frecuencia en relación con la vida del ser humano (ver exposiciones Sendas Didácticas, orientadas a la naturaleza de la era cuaternaria, con informaciones de culturas de antaño o actividades económicas de finca, en las postrimerías del siglo).

El Zoo de Pilsen albergará, entre otras, una exposición de la región neotropical, actualmente en proceso de construcción, que integrará un conjunto de invernaderos tropicales para acoger unos de los biotopos del mayor peligro de desaparición en el Planeta Tierra. La zona de entrada a los invernaderos y una parte del recinto de los mismos deberían ilustrar la vida de pueblos indígenas de las orillas del Río Caura. El invernadero temático será poblado por vegetación de la región neotropical, acentuando el papel relevante de algunas especies vegetales en la vida cotidiana de los indios. Está previsto que entre las especies representantes de la fauna de la Zona, deberían aparecer incluso aquellas de carácter endémico. La idea está en participar en alguno de proyectos de salvación de especies locales en peligro de extinción.

La exposición ofrecerá informaciones sobre la vida de pueblos indígenas, su cultura y costumbres, mostrando objetos de su vida cotidiana y, tal vez, unas muestras de viviendas indias. El poder ilustrativo de tales exposiciones es tremendo; cualquiera puede convencerse de su justificación consultando otras exposiciones similares existentes en el extranjero (por ejemplo, la exposición indonesa en el Parque Ornitológico de Walsrode o la exposición de la selva pluvial sudamericana en el Zoo de Krefeld). En palabras de un biólogo africano: no hay protección sin amor, no hay amor sin conocimiento, no hay conocimiento sin ejemplos y enseñanza.

La cuenca del Río Caura se encuentra en la zona fitogeográfica de la meseta de Guayana. Constituye su formación vegetal predominante la selva húmeda tropical de llanos, cuyo estrato inferior podrán conocer los visitantes del Jardín. Las condiciones climatológicas de la zona han hecho posible la evolución de una comunidad abundante en especies. Las temperaturas medias anuales oscilan entre 24 y 27 grados centígrado, las precipitaciones medias anuales alcanzan valores respetables de entre 2000 y 3000 mm. La humedad relativa del aire está en torno al 90 por 100.

Las plantas leñosas más altas de la zona alcanzan una altura de entre 40 y 50 metros, con una frecuente presencia de lianas y plantas epifíticas, especialmente aquellas de la familia Bromeliaceae. Entre las plantas de uso, típicas y originales de la Región, nombremos a título de ejemplo: Copernicia cerifera, Mauritia Paullinia cupana, Lecythis zabucajo, Bertholettia excelsa o Ceiba pentandra, componentes de una lista mucho más extensa (ver la Memoria de Plantas Usadas por Comunidades Indígenas, adjunta al proyecto). Respecto a la flora, destaca la meseta de Guayana por su gran riqueza caracterizada por más de 8000 especies botánicas, representando las plantas endémicas más de la mitad. El grado más elevado del endemismo se encuentra en áreas montañosas, donde su porcentaje alcanza un 90-95 por 100. Además de los aproximadamente 100 géneros endémicos conocidos de la Región, e incluso unas familias endémicas, todos los años llegan a identificarse numerosos géneros nuevos en la Zona.

Deberían contribuir al conocimiento de la flora de la Región también colecciones de plantas vivas científicamente organizadas en el recinto de invernaderos adyacente, así como la correspondiente documentación fotográfica y herbarios.

En estrecha relación con la investigación botánica elemental se desarrollará la investigación etnobotánica tanto in situ como ex situ, es decir, en invernaderos de cultivo, siempre en colaboración con laboratorios químicos y de otro tipo, a fin de obtener un mejor conocimiento de las plantas utilizadas por comunidades indígenas de la Selva. La gran variedad de especies botánicas ha permitido la evolución de abundantes especies zoológicas en la Zona. Con algunos de ellos podrán familiarizarse visitantes del Jardín, en el que predominarán varios géneros de mariposas procedentes del estrato inferior de la selva, pequeños ofidios y pájaros.

Respecto a especies en peligro de extinción, la exposición ofrecerá ejemplares como, por ejemplo, el Lúgano Rojo (Carduelis cucullata) convertido ya en una de las especies monitorizadas por la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA). En un futuro podría estudiarse la posibilidad de cría de otro género en peligro, Paují Copete de Piedra (Pauxi pauxi). En cuanto a la posible cría de pequeños primates, el Zoo de Pilsen ya cuenta con el Tamarino Midas (Saguinus midas midas) habiendo conseguido su reproducción, y tiene previsto incorporarse a Programas Europeos de Especies en Peligro (EEP) para la especie Sakí de Cabeza Blanca (Pithecia pithecia).

Una exposición etnográfica, situada en el recinto de entrada a los invernaderos, ofrecerá al visitante información sobre especies incorporadas a la dieta de los indígenas, o de otro uso diferente, indicándole a su vez en qué recintos del Jardín Zoológico de Pilsen podrá encontrar más especies de interés. La exposición en sí formará un conjunto dinámico, permitiendo una gran serie de cambios y una evolución acorde a la evolución del Proyecto mismo.