Gran Amazonia 

Gran Amazonia, sociedad de utilidad pública y de carácter fundacional, fue constituida con apoyo considerable de la ciudad Ústí nad Labem (no se ve indispensable fundar todas las organizaciones en Praga, ?verdad?) y en base a un consenso político unívoco, y por lo tanto excepcional, de los partidos locales. Como albergue a nuestra sede sirve un inmenso y maravilloso edificio del Museo Municipal de estilo clasicista, situado en el centro de la ciudad, en el cual nos han sido cedidos por un alquiler anual de 1 corona checa, 400 m2 de espacios destinados a la celebración de eventos, exposiciones, así como para depositarios y oficinas. Mis actividades desarrolladas en América Latina durante más de 30 años, última vez en calidad del Embajador de la República Checa en Colombia y en el Ecuador, han servido del motivo para que se me invitara a que precisamente allí estableciera un Museo de Pueblos Indígenas Amazónicos así como un Centro de Estudios Amazónicos. Así crearíamos una incomparable base para profundizar conocimientos en el campo de Ecología, Antropología, Historia, así como Botánica o Zoología de aquella parte fascinante del mundo que, por su riqueza tanto en lo material como espiritual y cultural, aún nos tiene mucho por decir.

Procuramos convertirnos en una institución viva y dinámica que, por un lado, mediante el apoyo de patrocinadores, desarrolle actividades en el ámbito social y cultural de la República Checa (conferencias, publicaciones, exposiciones, conferencias, etc., eventualmente en colaboración con embajadas de los países de América Latina) y al mismo tiempo vaya ofreciendo sus atractivos locales, su biblioteca, videoteca y colecciones a estudiantes y al público que se vea interesado en la región del mundo en cuestión. Además, el Centro va a otorgar becas destinadas a la profundización del conocimiento y al desarrollo de actividades científicas directamente en la Amazonia. Tenemos previsto establecer en alguno de los estados amazónicos de América del Sur una estación, a fin de enviar allí a nuestros becarios. El Museo de Pueblos Indígenas Amazónicos se va constituyendo con el tiempo, a base de colecciones privadas (yo mismo prestaré toda mi colección extensa) así como las reunidas en la Amazonia por nuestra sociedad.

La envergadura de nuestros proyectos nos lleva a suponer que tenemos un gran atractivo también para los potenciales patrocinadores y colaboradores que, implicándose en nuestra actividad conseguirían hacerse ver, entre otras cosas, como defensores y protectores de la naturaleza de la Selva Pluvial Amazónica y de sus habitantes, unos de los últimos pueblos naturales de la Tierra, y como promotores de estudios de la región. A los mayores patrocinadores les vamos a ofrecer puestos en el consejo de administración o el de control.

Praga, abril 2003                                                           Mnislav Zelený